top of page
333943690_548819287061616_2479230041277715981_n.jpg
LA VISIÓN DE AHAVÁ +++ 

 ES JESUS.
CONOCERLO,
AMARLO,
OBEDECERLO,Y COMPARTIRLO.

Nuestro ADN

Nuestros Valores nos definen. No son solo es lo que practicamos, son parte de nuestro ADN.

01. Jesús

Jesús es el centro de todo lo que hacemos y para quién vivimos.

Él es el eje central de nuestra fe y el modelo supremo de amor, compasión y sacrificio. En nuestra vida y en nuestras actividades, buscamos seguir sus enseñanzas y ejemplo.

02. La Gente

La gente es nuestro palpitar.

Para nosotros, la gente es el latido de nuestro corazón como comunidad. Reconocemos el valor intrínseco de cada persona y nos preocupamos profundamente por su bienestar físico, emocional y espiritual.

03. Generosidad

La generosidad es nuestro lenguaje.

Creemos que la generosidad es una expresión tangible del amor hacia los demás. No se trata simplemente de dar cosas materiales, sino de compartir nuestro tiempo, talento, recursos y afecto de manera desinteresada.

04. Excelencia

La excelencia es nuestra meta.

Entendemos que la excelencia no se trata de perfección, sino de dar lo mejor de nosotros mismos en cada situación. Reconocemos que siempre hay espacio para crecer y aprender, y estamos dispuestos a tomar los pasos necesarios para alcanzar nuevos niveles de excelencia.

05. Servicio

El servicio es nuestra identidad.

El servicio se basa en el amor y el cuidado hacia los demás. Nos inspiramos en el ejemplo de Jesús, quien nos enseñó a amar y servir a nuestros semejantes. Creemos que cada persona es valiosa y merece ser tratada con respeto, compasión y dignidad.

06. Enseñables

Enseñables es nuestro espíritu.

Fomenamos una actitud de disposición para aprender y crecer continuamente. Reconocemos que siempre hay más por descubrir, más sabiduria por adquirir y más habilidades por desarrollar.

07. Agradecidos

Agradecido con Dios y las personas.

Reconocemos y valoramos tanto la bondad de Dios como la contribución y apoyo de las personas en nuestra vida.

08. Creatividad

La creatividad es nuestra virtud.

Valoramos y fomentamos la capacidad de generar ideas originales, innovadoras y únicas en todas las áreas de nuestra vida y ministerio. Reconocemos que Dios es la fuente suprema de toda creatividad y que somos reflejos de su naturaleza creativa.

09. Honra

La honra es nuestra expresion.

Honrar a alguien implica reconocer su valor, dignidad y contribución. Reconocemos que cada persona es creada a imagen de Dios y posee un valor intrínseco y único. Por lo tanto, tratamos a los demás con respeto, consideración y amabilidad, reconociendo sus talentos, habilidades y logros.

10. Perdón

El Perdón no es negociable.

Perdonamos y pedimos perdón porque Dios nos perdonó primero. No hay amor si no hay perdón. El perdón no es opcional.

11. Mayordomía

La mayordomía es un fruto de nuestra obediencia.

Utilizamos los recursos financieros, humanos y materiales que tenemos de manera cuidadosa y eficiente, y somos transparentes y responsables en el manejo de los mismos. Los recursos son para cumplir la misión y la visión. Los recursos le pertenecen a Dios y no a nosotros.

12. Compañerismo

Nos conocerán por el amor que nos tenemos.

Abandonamos toda ambición egoísta o agenda escondida, y trabajamos juntos como un equipo. Todo lo que hacemos es para beneficio de todos. “Si quieres llegar primero que todos, llegarás a la meta solo”. Nos une una misma visión.

MINISTERIOS Y EQUIPOS DE Ahavá +++

LIFE TEAMS

HOMBRES

YOUTH

SOCIAL MEDIA

MUJERES

PRIMERA IMPRESIÓN

PRODUCCIÓN

AHAVA KIDS

WORSHIP

1 LIFE CAFE

Nuestras Creencias

Sómos una comunidad que pone como fundamento a Cristo y a la palabra de Dios.
BIBLIA:

Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, inspirada por el Espíritu Santo, inerrante, infalible y posee autoridad legítima (2 Timoteo 3:15-17, 2 Pedro 1:20-21, Salmo 19:7).

DIOS:

Creemos en un solo Dios, creador y eternamente existente en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, quienes son co-iguales y co-eternos (Génesis 1:26, Salmo 110:1, Mateo 3:16-17, Juan 14:26, 2 Corintios 13:14).

EL PADRE:

Creemos que el Padre es la cabeza de la Trinidad, la fuente de la creación, la providencia y la redención, y que es Espíritu (Romanos 15:6).

EL HIJO:

Creemos que Jesucristo es el mediador de la creación, la providencia y la redención. Es Dios hecho carne, nacido de una virgen, habitó entre los hombres, murió y resucitó por nuestros pecados, y ahora está sentado a la diestra del Padre como nuestro mediador. Él es completamente Dios y completamente hombre (Mateo 1:20-25, Filipenses 2:5-8, 1 Timoteo 2:5, Apocalipsis 5:1-9).

EL ESPÍRITU SANTO:

Creemos que el Espíritu Santo es el perfeccionador, el que lleva a cabo y aplica la obra divina en la creación, la providencia y la redención. Ejecuta la voluntad del Padre y glorifica al Hijo. Es la persona de Dios que habita entre nosotros, nos da poder, dirección y consuelo en nuestras vidas, y sustenta toda la creación (1 Corintios 2:10-12, Hechos 1:8, Romanos 8:9-15, 1 Corintios 3:16, Salmo 104:30).

EL HOMBRE:

Creemos que el hombre fue creado por Dios a Su imagen y semejanza, y su propósito principal es glorificar a Dios y disfrutar de Él para siempre. En Adán, la raza humana pecó y fue separada de la gloria de Dios; nace con una naturaleza pecaminosa, incapaz de ser justo y, sin Jesús, está esclavizado por pasiones carnales y condenado a la muerte y el tormento eterno. A pesar de todo, Dios lo ama (Génesis 1:27, Salmo 139:14-16, Romanos 3:10,23, Efesios 2:1-6).

SALVACIÓN:

Creemos en la salvación del hombre perdido y pecador únicamente mediante la fe en la obra redentora de Jesucristo. La salvación es por gracia y no por obras, y la regeneración realizada por el Espíritu Santo es esencial para ello (Hebreos 9:22, Judas 24-25, Tito 3:5, Juan 5:28-29, Apocalipsis 20:15).

MATRIMONIO (FAMILIA):

Creemos que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer en un convenio mutuo para toda la vida, y es una institución sagrada establecida por Dios (Mateo 19:4-6).
Creemos que la pureza moral y sexual es necesaria para todos los hijos de Dios, incluyendo la abstinencia total de adulterio, fornicación, incesto, homosexualidad y otras prácticas sexuales prohibidas por la Escritura (Hebreos 13:4, 1 Corintios 6:18, Levítico 18:1-30, Gálatas 5:19).

BAUTISMO DEL ESPÍRITU SANTO:

Creemos en el Bautismo del Espíritu Santo, como en el día de Pentecostés, como una obra de gracia que ocurre después de la salvación. Creemos en el continuo ministerio del Espíritu Santo, en la manifestación de dones y talentos carismáticos, y en el fruto del Espíritu Santo en la vida del creyente (Hechos 2:4, 10:46, 19:6, Efesios 4:11, 1 Corintios 12:8-11, Gálatas 5:22-23).

SANIDAD:

Creemos que Dios ha provisto sanidad física, emocional y mental, la cual se obtiene mediante la expiación de Cristo, y que podemos experimentarla hoy (1 Pedro 2:24, Mateo 8:17).

IGLESIA:

Creemos que el cuerpo de Cristo, la Familia de Dios, está compuesto por todos los que han recibido a Jesucristo en sus corazones como su Salvador, y que el Señor conoce a los que son suyos, independientemente de la denominación religiosa (Romanos 10:9-10, Juan 1:11-12).
Creemos en el trabajo y el esfuerzo evangelístico y misionero, conocido como la Gran Comisión de la Iglesia (Hechos 1:8, Marcos 16:15-18).

ÁNGELES, DEMONIOS Y SATANÁS:

Creemos en la existencia de un mundo espiritual invisible que es tan real como el mundo material (Colosenses 1:16).
Ángeles: Son espíritus creados por Dios, obedientes a Él y que a veces adoptan forma humana. Sirven como mensajeros de Dios y no deben ser adorados (Salmos 104:4, Hebreos 1:14, Colosenses 2:18).
Demonios: Son espíritus creados y rebeldes a Dios, que a veces poseen a los seres humanos. Son mensajeros de Satanás, y Jesús nos dio autoridad para expulsarlos (Mateo 12:27-28, Lucas 10:17, Hechos 16:16-18).
Satanás: Es un ser espiritual real que antes era un ángel llamado Lucifer. Se rebeló contra Dios, tiene poder y sabiduría limitados, y es el enemigo de Dios y de todos los creyentes (Mateo 4:10, Juan 10:10).

TIEMPOS FINALES:

Creemos en la segunda venida de Cristo, que será personal, física y visible, con poder y gran gloria. Creemos en su presencia y dominio eterno (Hechos 1:11, Apocalipsis 1:7, Daniel 7:14).

gabykary.jpg

Gabriel + Karina Gil

NUESTROS
PASTORES
PRINCIPALES

El deseo de Gabriel y Karina es ser instrumentos de esperanza y reconciliación, compartiendo el mensaje transformador del Evangelio con aquellos que se sienten perdidos o desanimados. A través de su servicio, buscan brindar apoyo, aliento y orientación a quienes más lo necesitan, creando un ambiente de libertad y amor genuino.

bottom of page